El Festival Internacional Globale 2016 seleccionó al documental “ANUSATE, resistir en tiempos de dictadura”

Compartir

ate-documental

Del 19 al 23 de setiembre se llevará a cabo en la ciudad de Bogotá la sexta edición del Festival Internacional de Video Documental Globale 2016. El documental “ANUSATE, resistir en tiempos de dictadura”, producido por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina fue seleccionado y será proyectado en la Cinemateca Distrital de la capital colombiana el jueves 22 a las 17 horas.

El documental “ANUSATE, resistir en tiempos de dictadura”, producido por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina y dirigido por Andrés Cedrón reconstruye la experiencia de renovación sindical, democrática y combativa, gestada en el período de mayor represión política de la Argentina.

Con la creación de ANUSATE (agrupación nacional de Unidad y Solidaridad de ATE) en 1977 y su triunfo en 1984, se recuperó la conducción de la ATE del colaboracionismo cómplice de la Dictadura que se extendió desde 1976 a 1983.

Este film, que combina archivos históricos y ficción, contribuye a recordar los albores de este proceso que se inscribe en la resistencia que ejerció parte del movimiento obrero argentino junto a los organismos de derechos humanos, y que contribuyó decididamente al retorno de la democracia en Argentina.

Festival Globale

Globale es un festival de video documental sin ánimo de lucro, no competitivo que no entrega premios ni cobra inscripción. Es un espacio para la difusión de materiales audiovisuales que aborden temas políticos y sociales. Tiene su origen en Berlín -Alemania- donde se realiza anualmente desde el año 2003. Iniciativa que se ha extendido a otras ciudades como Varsovia -Polonia-, Montevideo -Uruguay- y desde 2011 a Río de Janeiro -Brasil- y Bogotá -Colombia.

El Festival Globale Bogotá, Miradas críticas y emancipadoras, se inicia en 2011. Busca generar escenarios de denuncia, diálogo, sensibilización y análisis de la realidad a partir de las temáticas fijadas. El ejercicio está dirigido a la materialización de propuestas para la superación de los modelos culturales, sociales y económicos imperantes. Donde se mira el documental como herramienta de crítica y estímulo de reflexión, y la sala de proyección como taller de ideas y de trabajo social y político.